domingo, 29 de junio de 2008

P.C.F.C.: consolidando una identidad


Al término de los 90 minutos reglamentarios, Pechos Calientes empataba 0 a 0 con Gol Gana, resultado insuficiente desde lo estríctamente matemático (ya que Taio derrotó a Aguantala Esportim y Boli Alberto tenía 2 puntos de ventaja y 3 más por jugar), pero que indudablemente contribuyó a consolidar la imágen de un Pechos compeltamente diferente a la de aquel equipo de las primeras fechas.

Se preguntará el lector, entonces, si estuvo cerca la victoria. La respuesta es contundente: no más que la derrota. Y es que el empate era un resultado que no le servía a ninguno de los dos, pero el que mejor se amoldó al desarrollo de un juego dominado por PCFC durante los primeros 25 minutos, con buena circulación de la pelota y un mediocampo que, si bien algo desordenado, se vió bien reforzado con el doble cinco Somigliana-Forns. Promediando el primer tiempo, Pechos comenzó a sentir el cansancio de un juego algo friccionado y jugado con gran intensidad, permitiendo que Gol Gana comenzara a inclinar la cancha en su favor. Esta tendencia se fortaleció durante los primeros diez minutos del complemento, momento en el cual los de verde cedieron la iniciativa al rival. Claramente, el que más intentó desde allí fue Gol Gana -aunque sin demasiada profundidad-, agigantándose la figura de los laterales de Pechos, que tuvieron el timming y la concentración necesaria para cortar innumerables pelotazos y convertirse en figuras de un trámite opáco. El minuto 90 encontró a un Pechos exhausto y defendiendo estóicamente el 0 en su arco. Adicionados 2 minutos por el árbitro, una gresca generalizada propició el final anticipado (ver aparte).

Varios aspectos positivos tuvo la performance futbolísitca del equipo que presentamos ayer. En primer lugar (y no queremos que se relacione este comentario con los incidentes que tuvieron lugar sobre el final), quedó demostrado que a lo largo del campeonato hubo dos equipos: uno (el de las primeras fechas) que estaba convencido de que no podía ganarle a nadie y que parecía indiferente ante las palizas que recibía en el campo de juego; y otro que, sin brillar ni redondear un buen campeonato, está convencido de que le puede ganar a cualquiera, que no se deja ganar los partidos "de guapo" y que no volvió a perder por más de un gol nunca más (y que considera mediocre conformarse con este dato estadístico). Desde esta redacción, creemos que, puliendo algunas (o varias) imperfecciones, el equipo puede terminar el clausura mucho más arriba en la tabla de posiciones.

Estamos nuevamente ante el cierre de una mala campaña. Es momento de descanso y reflexión, de no programar el despertador los viernes por la noche, de gozar de una vida sexual plena (permiso otorgado a quien se considere receptor del mensaje), de viajar y conocer diferentes destinos, de llevar a cabo actividades incompatibles con el fútbol o, simplemente, de hacer eso que no hubiésemos podido hacer durante los sábados. El 19 de Julio arranca el clausura y dependerá de nosotros definir si queremos ser el equipito tímido que arrancó en marzo o el equipo con carácter (tal vez aprendiendo a manejarlo ante ciertas circunstancias) que dejó en claro que a Pechos Calientes FC no se le gana fácilmente.

Felices vacaciones.

No hay comentarios: