domingo, 29 de junio de 2008

Respetando las tradiciones



Honrando a nuestros educadores, quienes nos inculcaron los valores que nos han convertido en las personas cabalmente cristianas que hoy somos, queremos reinstalar la costumbre que repitiésemos al culminar cada ciclo lectivo, agasajando a aquel que mayor solidaridad, sacrificio y amor al prójimo hubiese demostrado a lo largo del período.
Mediante el presente, se premia a la persona cuyo trabajo silencioso mejores frutos ha rendido en la campaña de Pechos, a quien con su entrega desinteresada contribuyese a moldear un jugador de elite:
Se ha hecho acreedora al premio a la mejor compañera: LA COMPAÑERA
Rendimos tributo a ella, mediante la entrega de un ejemplar de la edición de "Fray Perico y su borrico", entregada al mejor compañero electo en 1991 por sus compañeros, los alumnos de 4to grado del Instituto San Pablo (este dato es posta).

1 comentario:

Florencio Robustiano Zapata dijo...

bien orlando, te convertiste en el robertinho carlao de pechos calientes en un santiamén.
felicitaciones a la compañera que siempre colaboró con tu estado físico